martes, 30 de agosto de 2011

Balance de mis tres años trabajando para Informática de la Comunidad de Madrid

Se acaban de cumplir tres años desde que aquel 25 de Agosto de 2008 comencé mi nueva etapa profesional como empleado de Informática y Comunicaciones de la Comunidad de Madrid (ICM).
Se trataba de un cambio radical en mi carrera profesional, dedicada hasta entonces al mundo de la Consultoría Tecnológica en la empresa privada. Afrontaba el nuevo reto con optimismo, ilusión, y la pasión que siempre he tenido por las cosas bien hechas. Hasta entonces había observado y criticado desde la barrera las deficiencias de la Administración Pública en cuestión de Tecnologías de la Información, pero ahora tenía la ocasión de actuar, de llevar a cabo "mi pequeña reforma", aportando mi granito de arena para que ese dinero de los impuestos que se destinaba al desarrollo de aplicaciones informáticas para la ciudadanía se emplease de la forma más eficiente posible.
Como en todo buen cumpleaños, uno debe hacer balance de todo lo ocurrido durante este tiempo, y una declaración de intenciones para los años venideros.

Balance de los tres años
Cuando comencé a trabajar para el Área de Arquitectura de Integración de Aplicaciones de ICM se me encomendaron dos tareas básicas dentro de la organización: El establecimiento de una normativa clara de desarrollo para proyectos de Business Intelligence, y la coordinación del desarrollo del nuevo framework para las aplicaciones, el framework ATLAS. Es de agradecer que desde el principio se me diese total libertad para llevar estas tareas a cabo, he tenido confianza plena por parte de mis superiores, y eso me ha permitido hacer mi trabajo de forma más ágil, sin demasiadas restricciones. Gracias a esto y a un equipo de trabajo del que me siento orgulloso, tres años más tarde puedo echar la vista atrás y afirmar sin miedo a equivocarme que se han conseguido los siguientes logros:


  • La creación de una Normativa sobre el uso de la base de datos Oracle para los modelos Entidad-Relación de las aplicaciones, así como el uso de la herramienta ERWIN para el diseño de dichos modelos.
  • La publicación de varios artículos divulgativos en la revista ICM-Conecta, que me han permitido impulsar la cultura de la apertura de datos dentro de la organización (además de las conversaciones sobre el tema con varios responsables).
  • Por supuesto existen otros logros igual o más gratificantes a nivel personal, como la cantidad de compañeros y amigos que he ido haciendo en el camino, y todo lo que he aprendido de ellos en estos años.
      A pesar de estos logros, también existen algunas espinitas que todavía quedan clavadas, temas sobre los que me gustaría haber influido/aportado más en la organización, y todavía no lo he hecho, como por ejemplo promover más estandarización de procedimientos y comunicación entre áreas, o conseguir emprender un proyecto de Apertura de Datos de la Comunidad de Madrid. Esas son parte de mis intenciones para el futuro.

      Declaración de Intenciones
      De más concretas a más generales, estas son a grandes rasgos mis intenciones para los siguientes años:
      • Tratar de contagiar este afán por las cosas bien hechas dentro de la organización, promoviendo la estandarización de procesos y la colaboración desinteresada entre áreas, allanando en lo posible el camino hacia una mayor madurez empresarial.
      • Luchar contra la imagen del funcionario vago y apático, promoviendo la imagen del funcionario trabajador, responsable y orgulloso de su labor y contribución a la sociedad.
      • Impulsar en ICM (y en la CAM) la cultura de Gobierno Abierto, haciendo hincapié en la Apertura de los Datos de la Comunidad de Madrid (ojalá podamos celebrar juntos un nuevo portal de Datos Abiertos de la CAM).
      • Seguir utilizando aquello que me apasiona, la docencia, para formar a las nuevas generaciones de informáticos en los principios de la sociedad tecnológica del futuro.
      • Contribuir con todo lo que este en mi mano para promover la transformación de la sociedad y su modelo de gobierno hacia algo más participativo y colaborativo, con la ayuda de las nuevas tecnologías.
      Se trata de temas bastante ambiciosos, pero estoy seguro de que dentro de unos años estaré compartiendo con vosotros nuevos logros en estas líneas de trabajo.
      Gracias a los que habéis compartido conmigo estos tres años, en los que he estado haciendo lo que me gusta rodeado de gente muy valiosa personal y profesionalmente.