viernes, 11 de marzo de 2011

Vídeo: Dame una antena parabólica y 5800 espejos... y quemaré el mundo!

Un estudiante se ha entretenido en pegar 5800 pequeños espejos en una antena parabólica que ya no utilizaba.
Como todos sabemos, la antena parabólica está pensada para que cualquier rayo (inicialmente ondas electromagnéticas) que choque en uno de sus puntos y sea rebotado pase por un punto común llamado foco. ¿El resultado? esta antena parabólica hace que la luz de estos 5800 espejos se concentre en su foco, quemando todo lo que se le ponga a tiro (El tipo pone una piedra al rojo vivo, y quema una lata de aluminio incluso de noche!).
Ahí va el vídeo.

Visto aquí.

3 comentarios:

Pau dijo...

Espectacular vídeo...

Aunque no creo que funcione de noche... ¡Cómo podría hacerlo si lo que hace es concentrar os rayor del SOL en un punto!

Creo que lo que ocurre que la luminiosidad que se produce en el foco provoca que "a los ojos de la cámara" todo lo demás se oscurezca...

Death Knight dijo...

Coincido con Pau, cuando enfoco mi cámara a un punto muy luminoso el resto de la escena se oscurece.

Manuel Pereira dijo...

Tenéis razón, parece de noche porque al ser tan brillante el resplandor el resto de la escena se oscurece :-)